Caballo Morab

El caballo Morab es una raza de caballo originaria de los Estados Unidos, es el resultado del cruce entre ejemplares Morgan y árabes. De ahí proviene su nombre un acrónimo producido por “Mor” de Morgan y “ab” de árabes. Este tipo de caballo fue desarrollado principalmente como bestias de trabajo. No obstante, más adelante se adoptaron como animales de exhibición y como mascotas.

La raza fue desarrollada a mediados del siglo XIX. Representa una raza americana de caballos exclusiva por su versatilidad, además luego del periodo de selección y entrenamiento presentan muchas de las características que buscan los jinetes.

Historia del caballo Morab

El desarrollo de la raza Morab inicia a mediados del siglo XIX, cuando en 1855 William Randolph Hearst produjera un semental llamado Goldllust. Para ello, hizo un cruce entre una yegua con genes árabes y un semental Morgan llamado Vermont Morgan 69. Durante su vida, William Randolph produjo y crió unos 302 caballos Morab de buena calidad, además de sus descendientes.

Tiempo después Swenson Brothers en el estado de Texas produjo esta raza de caballos del cruce de sementales Morgan y yeguas con descendencia árabe, desarrollando una nueva sepa de crías Morab. Los caballos de raza Morgan y árabes no son los únicos que tienen influencia en la raza Morab, se cree que el pedigrí del Cuarto de Milla también tiene que ver con el desarrollo de los potros Morab.

El nombre “Morab” lo otorga William Randolph Hearst mediante la combinación de los nombres de los progenitores que dan paso al nuevo semental Morab, durante su programa de cría de caballos Morab.  En el año 1857, D. C. Lindsley publica una investigación donde habla acerca del cruce entre las razas Morgan y árabe y sus resultados.

Sin embargo, en los últimos años esta raza de caballos se ha dejado de usar con fines de trabajo de granja y reproducción, pasando a ser una raza para cría y entrenamiento. Es conocido como caballo de silla, los jinetes tienen este tipo de caballos como una de las mejores opciones para montar. A pesar de ser una raza de caballos muy popular en Estados Unidos, no es muy conocida fuera de Norteamérica.

Cómo se alimenta

La alimentación de un caballo es particularmente delicada si se compara con la alimentación de otros animales de granja. En especial la dieta de un caballo Morab va a depender del tipo de trabajo que desempeñe. Por ejemplo, si tiene tareas como reproducción, trabajo pesado, está en gestación, u otra actividad productiva, el caballo requería de una dieta especial que involucra cereales como avena, cebada, soya y otros.

Por otra parte, si el caballo no desempeña actividades de producción, su dieta puede estar compuesta por una buena pastura fresca y saludable en las inmediaciones del potrero.  Esto le permite estar en un estado de metabolismo estático donde no gana ni pierde peso. Al mismo tiempo, esta dieta de pastoreo le permite la reconstrucción y reposición de tejidos, mantener la temperatura corporal, entre otros.

Características del caballo Morab

Un semental Morab bien desarrollado presenta una altura que oscila entre los 1,40 y los 1,60 metros. Presentan un pelaje con gran variedad de patrones colores, destacan sus grandes ojos oscuros que resaltan y algunos presentan raras marcas de color blanco en su parte baja de sus piernas y cabeza,

Su cabeza es fina ligeramente recta y cóncava a la vez, de frente grande y un cuello largo arqueado. Tiene hombros que se extiende con grandes músculos. Su espalda no es de gran tamaño, pero es firme, sus piernas alcanzan una estructura sólida con buenas articulaciones que le permiten tener una buena movilidad.

Sus patas son fuertes y no requieren de muchas atenciones y cuidados, en ellas presentan pezuñas resistentes. Asimismo, poseen cuartos traseros firmes y fuertes que le permiten mayor versatilidad y movilidad por cualquier terreno.

Además de sus características físicas, este tipo de caballos es muy conocido por ser inteligente y de buen temperamento. Obedecen sin dificultad y son sumamente cariñosos. Analizando estas características no resulta extraña la idea de adoptarlos como mascotas. Son los preferidos de los jinetes; porque son fáciles de domar.

Crianza y mantenimiento

Criar y mantener un caballo Morab requiere de muchos cuidados que van a conllevar a una vida saludable para el animal.  Uno de los aspectos imprescindibles que hay que cuidar es su alimentación, por eso es importante tener en cuenta la dieta adecuada para él.

La ejercitación es otro factor importante a tener en cuenta para la buena crianza de un semental de este tipo. Si el caballo está domesticado o está destinado para actividades como montar y paseos, requerirá de grandes espacios para caminar y correr. La recreación es necesaria para lograr desesterar el animal.

La limpieza e higiene también influyen en la salud del caballo, de manera que hay que estar al pendiente de mantenerlo aseado. Pueden hacerse uso de peines para peinar y mantener desenredada su melena y cola de abundante pelaje.

Al momento del aseo, un caballo Morab requiere de un champú especial para equinos. Es recomendable masajear su cuerpo y pelaje, así se mantiene su apariencia. Mientras se haga el aseo es importante inspeccionar bien el animar para detectar cualquier herida, infección o infección que pueda poner en riesgo la salud del animal.

Comportamiento

Los caballos Morab tienen un comportamiento que se considera una mezcla entre los comportamientos de sus progenitores. Son tranquilos y sociables, por lo general buscan relacionarse con las personas, les gusta ser apreciados. Son animales inteligentes y aprenden rápidamente, además son muy obedientes.

Son ideales para jinetes novatos, su buen temperamento los hace tolerables y permiten que tanto el caballo como el jinete se adapten a la tarea de montaje. También son muy caseros y amigables lo que los convierte en una mascota perfecta para el hogar.

Utilidad y beneficios

Por su comportamiento dócil la medicina ha adoptado a caballos Morab para usarlos en tratamientos de equinoterapia. Esta es un tipo de terapia que utiliza a los caballos para ayudar en la rehabilitación de trastornos físicos y psicológicos en niños y adultos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *