Caballo Poni Dartmoor

Uno de los especímenes de ponis más famosos que hay en el mundo es el Dartmoor, una belleza originaria del norte de Europa que tiene mucha presencia en la historia de Inglaterra. Un caballo pequeño que aun hoy en día puede encontrarse en la naturaleza y que atrae a muchos curiosos y amantes de la equitación.

En el pasado era el animal de carga predilecto de las minas de estaño en la isla británica así como el poni preferido por la realeza para que los niños practicaran equitación. Lo cierto es que el Dartmoor es el fiel y fuerte amigo equino de todos quienes deseen hacerse de este.

Orígenes del Dartmoor

Se estima que el caballo poni Dartmoor tiene sus orígenes en la parte suroeste de Inglaterra, de presencia natural y salvaje en la zona. El primer libro de cría del que se tiene conocimiento fue desarrollado en 1899, cuando después de algunos cruces se obtuvieron las características definitivas que tendrían los Dartmoor.

Su nombre proviene justamente de la zona de la que se cree que son originarios estos caballos pequeños. La ciénaga alta de Dartmoor muy cerca de la ciudad de Plymouth es de donde vienen estos caballos, que con el tiempo fueron cruzándose con caballos de Gales y de otras partes del mundo.

Aunque el animal siempre ha sido utilizado por el ser humano para llevar carga y cabalgatas de niños, su población semisalvaje se mantuvo más o menos estable hasta 1950. A partir de esta fecha se hacen famosos internacionalmente y por ende su población en cautiverio creció y los ejemplares salvajes sin mínimos.

En la actualidad son de los ponis más populares, siendo los preferidos de los más chicos por su belleza y de los padres por su carácter afable y amistoso. A pesar de ser tan chicos, su fortaleza les ha hecho merecedores de reconocimiento a través de la historia.

Para que se ha utilizado al Dartmoor

No cabe duda de que en la actualidad los caballos Dartmoor se utilizan para la monta y equitación de jóvenes en Europa y el resto del mundo. Sin embargo, su uso en el siglo pasado estaba más ligado a llevar carga.

Los usos que se daban al caballo Dartmoor eran relacionados con trabajos pesados. Su enorme fortaleza era aprovechada para trabajos en el campo o cargar objetos dentro y fuera de las minas. Sin embargo, su uso para estos fines hoy en día está casi completamente extinto.

Principalmente son bestias de montaje para niños que desean aprender equitación o jugar a polo. Son fuertes a la vez que muy estables y tienen muy pocos requerimientos especiales en lo referente a cuidados y alimentación. Pueden cargar hasta 75Kg con relativa facilidad por trechos de media distancia.

Como identificar un Dartmoor Poni

Las características del Poni Dartmoor son similares a las de las otras 8 razas de ponis británicas que se conocen. Sin embargo, un elemento determinante de su naturaleza es que tienen mucho de mestizos por el tiempo que pasaron en semi libertad.

Este detalle provoca que con el tiempo algunos rasgos del Dartmoor hayan variado considerablemente. Sin embargo, no ha cambiado el hecho de que se trata de un Poni de clase B3 muy elegante y fuerte.

Puede alcanzar en el punto máximo de su desarrollo unos 1,25 metros de altura, tienen una cabeza chica así como orejas pequeñas y refinadas. Tienen unas patas de extraordinaria composición y calidad, así como un cuerpo muy bien formado y resistente. Pero como ya te indicamos, los ponis con rasgos puros son bastante escasos.

Su pelo es abundante y visto desde cualquier ángulo se le puede ver muy cercano al suelo. El cuello tiene un largo moderado, la frente es amplia y tiene ojos grandes muy atractivos. En general su cuerpo es muy armonioso, con cola peluda y piernas algo delgadas pero muy resistentes.

Las costillas de estos caballos son redondas y la grupa es bastante inclinada, razón por la que pueden llevar la silla de montar con facilidad. Tienen un andar fluido, con un lomo muy resistente y articulaciones que naturalmente pueden con mucho más carga de la que se creería.

Carácter del Dartmoor

Una de las cosas que más impacta del Dartmoor es la vivacidad que tiene, siendo muy amigable en la mayor parte de los casos. No se malentienda, es un caballo que generalmente está tranquilo pero que siempre tiene ánimos de caminar o hacer cualquier actividad para la que se lo prepare.

Con respecto a otros caballos y al ser humano es bastante amigable, gentil y casi siempre muy bueno. Son estas características la que lo hace un caballo que se puede conducir con facilidad, aun cuando son niños los que mayormente los usan para montar.

Se sabe que puede ser cariñoso con sus dueños, aunque es la propia vivacidad la que puede hacer que al principio sea un poco difícil de calmar. Por supuesto, cuando se trata de ejemplares de Dartmoor semisalvajes suelen ser menos dados al contacto humano aunque menos agresivos que otras razas de caballos.

El entrenamiento de un caballo poni Dartmoor requiere algo de tiempo, aunque es mucho menos de lo que se invertiría con otros ponis. Resulta ser muy inteligente, dispuesto a aprender y siempre apto para entablar relaciones respeto y “cariño” con los humanos que lo alimenten y den un trato adecuado.

El contraste entre la belleza y finura de su exterior con lo rustico de su carácter hace que sea realmente atractivo para los propietarios de caballos. Como todas las razas, necesita suficiente espacio para su recreación aunque por su tamaño es mucho menos de lo que necesitaría un caballo grande.

El mantenimiento de un Poni Dartmoor

Al ser un caballo que tiene relativamente poco tiempo de haber sido puesto en cautiverio, su naturaleza rustica y salvaje ofrece algunos beneficios relacionados a su tenencias y crianza. Son rústicos, capaces de resistir condiciones inhóspitas y buena parte de las enfermedades que afectan a los caballos. Hay que destacar que esta resistencia disminuye con cada cruce que se realiza.

Se trata de un animal que necesita una alimentación de pastoreo, algunos juncos y de ser posible pasto de hoja dura y dulce. Tienen la ventaja de no necesitar de alimentación especializada en ningún momento de su vida, por lo que no vas a tener que adquirir concentrados si tienes en tus planes hacerte con un Poni Dartmoor.

La estructura de su boca y dientes habla muy bien de la adaptación de estos caballos para el consumo de alimentos. Sus molares tienen la particular dureza y forma que les permite consumir forrajes de tallo muy duro e incluso congelado. No son demasiado selectivos con lo que comen, razón por la que pueden tolerar casi cualquier especie vegetal a excepción del forraje de los pastos fertilizados que no llegan a tolerar.

Los Poni Dartmoor toleran muy bien el frio y la humedad pues son condiciones presentes en su hábitat naturalmente. Defecan por doquier, puesto que su zona de defecación no está concentrada en un solo punto. Necesitan espacio para desarrollarse y ejercitarse con cierta frecuencia para mantener su salud.

Como todos los caballos requiere revisiones médicas con regularidad de una o dos veces al año, aunque se enferman mucho menos que otras razas cuando no se las saca de su ambiente habitual. Si bien sus cruces pueden habitar zonas más calidad, en general son más del frio y lugares templados.

Donde viven los Poni Dartmoor

Si nos remontamos a la antigüedad podemos decir que desde hace más de 10 mil años residen en la isla británica. Específicamente en la meseta húmeda de Dartmoor cercana a Plymouth y Gales, donde incluso hoy en día hay algunos pocos especímenes que viven en un estado de semi libertad.

Conforme a su locación histórica, un buen porcentaje de los Poni Dartmoor que hay en el mundo están en Gran Bretaña. En Europa también pueden conseguirse Poni Dartmoor en Francia y fuera de este continente, es Estados Unidos donde se tienen que buscar si se busca la adquisición de uno de estos.

Los Dartmoor son muy populares entre los jinetes jóvenes, que aún no tienen la edad para montar un caballo más grande y poderoso. En países como Dinamarca, Alemania, Países Bajos, Noruega, Suecia y Australia también son muy populares y pueden hallarse especímenes de raza pura de los caballos Dartmoor.

Aunque son queridos por criadores de todo el mundo, lo cierto es que no son tan caros como otras razas de Poni. Por tal motivo se considera al Poni Dartmoor como un animal doméstico en peligro de extinción, pues su número en todo el planeta se estima en unos 3 mil animales.

La reproducción del Dartmoor

Una de las mejores cosas que tiene el caballo Dartmoor es su facilidad para transmitir a sus descendientes sus rasgos característicos. Justo es esta naturaleza la que provoca que los criadores lo utilicen para el cruce de distintas razas de poni. En general es un proceso sencillo que se practica con mucha frecuencia para obtener razas más productivas o con características específicas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *