Cerdo vietnamita

Kiwoko [CPS] ES

El cerdo vietnamitas es una variedad, que por sus pequeñas dimensiones, enorme inteligencia y carácter exótico han ganado una gran popularidad dentro del mundo de las mascotas. Desde entonces y gracias a su simpatía son cada vez más las personas que los adoptan como parte de su familia.

Si te estás pensando comprar un cerdo vietnamita es prudente que previamente averigües todo sobre este animal tan cariñoso y juguetón. Afortunadamente para ti hemos reunido todo lo que debes saber en un solo artículo: su historia, características, alimentación, cuidados y otros detalles que no conocías. Ya, sin más preámbulos, empecemos.

Índice

    Historia del cerdo vietnamita

    El origen de estos cerdos se encuentra en Vietnam, de allí su nombre, gozando de un espacio de distribución amplio dada la gran adaptabilidad de estos cerdos. No obstante, prefieren entornos boscosos antes de zonas despejadas. En su contacto con el hombre fue rápidamente domesticado, proceso que se facilitó por la inteligencia y docilidad de estos animales.

    Los cerdos vietnamitas, al igual que otras especies de mini cerdos, empezaron a ser usados en la industria científica, farmacéutica y cosmética a mediados de los años 60. No obstante, fue a finales de los años 80 cuando empezaron a ser importados para la selección y cría de ejemplares cada vez más pequeños. Ya entrados los 90 este animal empezó a gozar de fama mundial gracias a figuras de Hollywood que los tenían como mascotas.

    Tiendanimal [CPS] ES

    Características del cerdo vietnamita

    En términos taxonómicos, el cerdo vietnamita es un mamífero terrestre que pertenece al orden de los artiodáctilos, familia suidae y género sus. Se caracteriza por tener una barriga prominente, de allí que reciba el nombre de cerdo barrigón o potbelly.

    En las granjas, su peso máximo llega a oscilar entre los 125 y 145 kilogramos, manteniendo una forma del cuerpo alargada y gruesa con patas cortas. No obstante, en la variedad de cerdos vietnamitas criados como mascotas el peso puede rondar entre los 40 y 60 kilogramos.

    En lo que respecta a la altura esta va entre los 40 y los 70 centímetros. Su cabeza es grande y termina en un hocico recto, robusto y corto. La cabeza presenta pliegues de piel que van apareciendo en la medida que el animal envejece.

    El pelaje es corto, pero si el clima es frío van desarrollando pelo largo, mientras sus orejas son pequeñas y rectas. En lo que respecta a su coloración, los cerdos vietnamitas tienden a ser de color negro y gris, pero se pueden encontrar ejemplares marrones y otros con zonas manchadas de blanco.

    QUIZÁS TE INTERESE ESTE ARTICULO  ¿Dónde viven los tigres?

    Los cerdos vietnamitas son animales que pueden alcanzar una edad de 20 años, pero en promedio viven unos 15. Alcanzan su madurez plena llegados los 6 años, pero crecen hasta los 3 años.

    Alimentación del cerdo vietnamita

    Como todos los cerdos, los potbelly son omnívoros, pudiendo ingerir prácticamente cualquier tipo de alimento. En los bosques de Vietnam, Laos y Camboya suelen alimentarse de bayas, frutos, raíces, insectos y la carne de algunos animales pequeños. Esto les permite adaptase con extrema facilidad a diversos entornos, por lo que se consideran animales colonizadores.

    En estado salvaje mantienen un peso bastante regulado porque deben recorrer distancias muy largas para obtener su comida. Esto cambio radicalmente con la domesticación, por lo que los cerdos vietnamitas suelen subir de peso si sus dueños no se les controlan adecuadamente la alimentación.

    En su dieta se debe mantener las proteínas lo más bajo posible y con poca grasa para evitar el sobrepeso. Así las verduras, vegetales y la fibra resultan en la clave de un buen estado de salud del cerdo vietnamita doméstico. Los horarios de alimentación también son importantes para que esté bien nutrido, siendo recomendable dos comidas diarias.

    Hay muchos dueños que acostumbran darles golosinas, como galletas, esta costumbre puede hacer que el cerdo suba drásticamente de peso. Esto solamente afectará su salud. Por otro lado, es común la inclusión de suplementos alimenticios que incluyen vitaminas y minerales que requieren para evitar desórdenes metabólicos y enfermedades vinculadas con descompensaciones y/o mal nutrición. Los cerdos vietnamitas requieren de mucha agua fresca que debe ser cambiada diariamente.

    Reproducción del cerdo vietnamita

    Los cerdos vietnamitas son capaces de alcanzar la madurez sexual muy tempranamente, apenas a llegar a los 6 meses de edad. No obstante este primer celo no suele dar resultados en la reproducción, pero en adelante hay que mantener a las hembras alejadas de cualquier macho para evitar una cruza accidental.

    El ciclo sexual de las hembras es constante a lo largo del año y dura unas tres semanas, periodo en que se muestra más dócil. El período de gestación es de tres meses, tres semanas y tres días, en total 114 días. El total de crías puede ser de 5 a 15 lechones.

    QUIZÁS TE INTERESE ESTE ARTICULO  Cuando los niños piden una mascota: Un gran paso

    Por el bienestar de la hembra se sugiere que se inicie en la reproducción una vez alcance los 3 años de edad, momento en el que completa su desarrollo físico pleno. Una vez la hembra esté preñada es importante mantenerla en un espacio bien acondicionado, de unos 2 x 2 metros cuadrados, con una temperatura estable que ronde los 20ºC.

    En el caso de que no se deseen reproducir los ejemplares es recomendable la esterilización y castración de hembras y machos respectivamente, cuando estos llegan a los 6 meses de edad. Esto impide que las hormonas alteren su comportamiento, volviéndolos aún más dóciles y tranquilos.

    Cuidados del cerdo vietnamita

    Los cerdos vietnamitas son mascotas exóticas que requieren de ciertos cuidados particulares para gozar de una vida sana, feliz y plena, que es después de todo lo que queremos darle.

    Lo primero que debemos señalar es que los cerdos vietnamitas odian estar cerca de sus heces, pues resultan que son extremadamente limpios. De hecho, se les pueden entrenar para que hagan sus necesidades en un arenero como si se tratará de un gato. Pero siempre debe estar alejado del lugar donde come y descansa.

    Continuando con la higiene, el cerdo vietnamita se debe bañar cada dos o tres meses, si se hace de manera más frecuente se corre el riesgo dañar la película protectora que cubre la piel y el pelaje. Estos animales cambian su pelaje un par de veces al año, en particular si bien en entornos donde los veranos son muy calientes.

    Los cerdos vietnamitas necesitan acceso a espacios abiertos o en su defecto, paseos largos diariamente. Pero debes tener precaución con el clima en los exteriores, la razón es que los cerdos vietnamitas son sensibles a los cambios de temperatura o los extremos térmicos.

    En cuanto a las vacunas, debes consultar con tu veterinario especializado en especies exóticas cuáles son las vacunas que necesita tu cerdo vietnamita y cuando aplicarlas. Pero para que te hagas una idea las de la parvovirosis y erisipela son indispensables si quieres aumentar las expectativas de vida de tu mascota.

    Para aprovechar su inteligencia es necesario entrenarlos desde muy pequeños, además resulta indispensable acostumbrarlos al contacto humano y de existir, con otros animales. Como punto de especial cuidado es necesario que tengas en cuenta que por sus patas cortas les resulta complicado subir o bajar escaleras.

    QUIZÁS TE INTERESE LEER:

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Si continúas navegando por esta web, entendemos que aceptas las cookies que usamos para mejorar nuestros servicios. MAS INFORMACIÓN

    Soncomohumanos Copyright © 2021. Contenido protegido por derechos de autor. Sitemap