HEPATITIS EN LOS PERROS – CAUSAS, SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

La hepatitis es el nombre de una condición médica que se usa para describir a largo plazo la inflamación en curso del hígado en su perro, se asocia con una acumulación de células inflamatorias en el hígado y cicatrización progresiva o la formación de tejido fibroso en exceso en el hígado también llamada fibrosis, estos cambios biológicos pueden conducir a un funcionamiento disminuido del hígado de su mascota.

Otra causa para la hepatitis en los perros, es que es una enfermedad hereditaria se presenta en Bedlington terriers y en otras razas, el rango promedio de inicio es de dos a diez años, siendo la edad media de aparición alrededor de los seis años de edad, en perros de raza cocker es bastante común la enfermedad parece tener una mayor incidencia en hembras que en machos.

Los síntomas incluyen lentitud, falta de apetito, pérdida de peso, vómitos, exceso de orina y sed excesiva, decoloración amarillenta de las encías y los tejidos húmedos de las membranas, acumulación de líquido en el abdomen, mala condición corporal y en las señales del sistema nervioso, embotamiento o convulsiones.

Entre las causas de la hepatitis en los perros están las enfermedades infecciosas, enfermedades inmunológicas,  toxinas, enfermedad de cobre y de almacenamiento, problemas ambientales, alimentación no adecuada de su mascota.

Para el diagnóstico de la hepatitis en los perros usted tendrá que proporcionar a su veterinario un historial completo de la salud de su perro que conduzca a la aparición de los síntomas, cualquier información que tenga sobre el fondo y la filiación genética de su perro será útil también.

La hepatitis es el nombre de una condición médica que se usa para describir a largo plazo la inflamación en curso del hígado en su perro

Por otra parte su veterinario le hará un examen físico a su perro completo, que incluirá un examen químico de sangre, análisis de orina, un hemograma completo, un panel de electrolitos, el análisis de sangre admitirá a su veterinario buscar la función renal deteriorada.

La condición del hígado de su perro va a cambiar en ciertos estados de enfermedad, su veterinario utilizará rayos X y una ecografía para examinar visualmente el hígado y puede optar por tomar una muestra de tejido para una biopsia.

Si su mascota está peligrosamente enfermo se beneficiará de ser internado y recibir fluidoterapia suplementado con vitaminas del complejo B, potasio y dextrosa, también tendrá que ser restringida la actividad de su perro durante la fase de tratamiento y recuperación.

Hable con su veterinario acerca de la administración de medicamentos para aumentar la eliminación de líquidos del cuerpo de su perro que ayudara a disminuir la acumulación de líquido en su abdomen.

Los medicamentos también puede ser prescrito para tratar la infección, disminuir la inflamación del cerebro, controlar las convulsiones y disminuir la producción de amoníaco, para tratar los intestinos los enemas se pueden utilizar para vaciar el colon, el zinc también puede ser utilizado si fuera necesario.

En el tratamiento de la hepatitis en los perros se debe cambiar a una dieta restringida en sodio y complementada con tiamina y vitaminas, en lugar de dos o tres comidas principales al día, tendrá que alimentar a su mascota con varias pequeñas comidas durante el día.

Si su perro está sufriendo de una falta de apetito, que se prolonga por varios días, tendrá que hablar con su veterinario sobre el uso de un tubo de alimentación intravenosa, esto se debe hacer para asegurar que su perro no sufra más de la pérdida de masa muscular.

Su veterinario también podrá programar citaciones de consulta según el estado de la enfermedad de su querido perro. Póngase en contacto con su veterinario inmediatamente si los síntomas de su perro vuelven o empeoran, si su perro pierde peso o si su perro comienza a mostrar una condición corporal pobre.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *