LA HISTORIA DEL PERRO DESDE SUS ORÍGENES

Hace miles de años, nuestros antepasados tenían la compañía de los lobos, tal vez algunos ejemplares que merodeaban por sus asentamientos, atraídos simplemente por la curiosidad o los restos de comida que encontraban en los caseríos o donde se encontraba el ser humano. El hecho es que la unión entre especies se hizo fructífera y ambas partes encontraron muchas ventajas en su amistad, ya que los humanos encontraron a un excelente vigilante o un gran compañero de caza, mientras que los cánidos se desprendían fácilmente de su fiereza a cambio de un sustento más fácil.

De esta manera, de estos primeros lobos “mansos” surgieron los actualmente llamados perros, los cuales con el tiempo los hemos ido convirtiendo en un extenso ramillete de toda clase de razas, con variedades en cuanto a: tamaños, colores y caracteres según el gusto de cada dueño. Sin embargo, donde y cuando esta gran bestia de los bosques se convirtió de un momento a otro en nuestro mejor amigo todavía es un punto que se debe aclarar.

Hasta el momento, se tenía la creencia que tal proceso había ocurrido originalmente en las comunidades agrícolas de Oriente Medio, sin embargo, con una nueva investigación genética realizada, en la cual ha tenido participación el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, señala que los primeros perros fueron domesticados en Europa por parte de los cazadores recolectores, hace entre 18.800 y 32.000 años.

Según este estudio, se analiza profundamente el ADN mitocondrial de 18 cánidos prehistóricos de Europa, Asia y América de hasta 32.000 años de antigüedad, estos fueron hallados en diferentes yacimientos y cuevas de distintos países como lo son: Bélgica, Rusia, Suiza, Alaska, Estados Unidos, Alemania y Argentina.  La comparación se realiza con perros de diferentes razas, coyotes modernos y lobos. Con este análisis, se llegó a la conclusión que los perros modernos emparentaban mejor con los cánidos  prehistóricos europeos, incluyendo a los lobos. Con esto podemos decir que desde hace miles de años existía cierta empatía entre ambas clases de animales, por eso hoy en día existe tal semejanza entre algunos perros y los lobos o coyotes.

Buscando los restos

“El lobo es la primera especie y el único gran carnívoro que los seres humanos hemos domesticado”, esta frase fue dicha por Robert Wayne, de la Universidad de California, en los Ángeles.

La datación molecular da a entender que los perros domésticos modernos se extendieron desde sus orígenes en el continente Europeo hacia todas las partes del mundo, como por ejemplo, el Oriente Medio, lugar que es considerado como el origen de los perros, o también el continente americano en compañía de sus dueños que siempre fueron nómadas.

Según un minucioso análisis genético realizado a los restos de tres perros precolombinos americanos, da como resultado que existe un origen común con los perros europeos, lo que concluye con que los cánidos domesticados llegaron al continente americano junto con los primeros humanos.

La divergencia genética

Los lobos que migraban a la par que los primeros humanos habrían tomado la decisión de renunciar a su territorialidad y con ello tendrían muchas menos posibilidades de reproducirse con los lobos territoriales residentes.

Los investigadores tienen la creencia de que estos datos genéticos generados por los estudios realizados, deben ser confirmados con muestras mucho más grandes que las que se pueden encontrar en el ADN mitocondrial, sin embargo, se trata de una tarea bastante complicada, puesto que el ADN nuclear de los restos antiguos tiende a degradarse.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *